31 julio 2006



Son las 7 de la mañana y por fin la chicharra del despertador me abofetea de mala manera, rompiendo esos instantes felices que todos tenemos en nuestro duerme-vela, más cuando sabemos que el sonido que avisa que tenemos que espabilarnos, que ya es la hora, se hace cada vez más inminente.

No he pasado muy buena noche, la verdad, sucede que cada vez que hay una salida, un hormigueo y un pequeño nerviosismo recorre mi cuerpo, y por más que se repiten mes a mes, año tras año, muchas de esas salidas, siempre es lo mismo, la anoche anterior, intranquilidad, lo que hará que la ruta sea , aún si cabe, mas dura.

Tras desayunar, asearme y montar las bicis en el coche, me dirijo al club, donde me esperan los colegas para salir hacia Reinosa, es viernes, es fiesta en Cantabria, hace muy buen dia en Laredo, la afluencia no está nada mal (13 amigos) y vamos a reunirnos con otros amigos reinosanos, ¿Qué más se puede pedir?.

Partimos hacia Reinosa, a medida que nos acercamos hacia poniente el tiempo se va poniendo cada vez mas chungo, mmmm, que mal rollito me esta entrando, no hay cosa que mas fastidie que programar una ruta y que te pete de mala manera el tiempo, bueno, Cantabria es así, que le vamos a hacer.
Al final llueve, vaya que si!!, chuzos de punta que nos pone de esa manera, en ese estado de ánimo en el que todo lo más que puedes hacer es mirar de reojo al de a tu lado para ver que está mas nervioso que tú.

Nosotros seguimos, no es cuestión de rajarse y abortar la misión, al final se nos iba a arreglar el día e iba a lucir un esplendido sol que haría, si cabe, más bonita la ruta que íbamos a hacer.

Llegamos a Reinosa, mejor dicho a Fontibre, a eso de las 10, poco antes, allí nos estaban esperando los colegas del club reinosano que nos habían invitado a compartir sensaciones con ellos.
No podemos tener más que palabras de agradecimiento para con ellos, se portaron como auténticos anfitriones y organizaron un día de lo mejor, no pudiendo salir mejor la cosa, la verdad, desde aquí, GRACIAS COMPAÑEROS!!.

La ruta parte de Fontibre, para ir ganando altura hacia Saja e irnos internando en sus bosques, sus aromas y sus vistas.

Es una ruta de unos 42km. de dureza media y con poco nivel técnico a exigir, preciosa ruta por pista de monte que hace las delicias de cualquier aficionado a esto de la bici de montaña y amante de la naturaleza.

El recorrido (si no me equivoco) que hicimos fue este:

Fontibre - Argueso (Castillo de Argueso) - Alto de La Cruz de Fuentes - Ozcaba - Puerto de Palombera - La Cotorra - Barcenas de Men - Ormas - Naveda - Barrio - Fontibre.

Parte del trazado era parcialmente conocido por nosotros, algunas zonas coinciden con rutas que ha hecho el club por la Reserva del Saja, otras completamente desconocidas, por lo menos para el que esto escribe, y todas ellas de una belleza paisajística muy muy alta.

Ya solamente comenzar, unas vistas de Campoo en toda su grandeza y de Argüeso, con su bello castillo, nos dejan boquiabiertos y con una sonrisilla de alelaos cosa fina, no es para menos, el castillo se levanta en todo su esplendor sobre la planicie que domina, retrayéndonos en nuestra imaginación, a gloriosos tiempos pretéritos de caballeros y de armaduras, de grandes gestas y nobles hazañas.
Argüeso con su castillo medieval abrirá la ruta que nos tenían preparada los socios de aventura reinosanos, mucho nivel de belleza paisajística para empezar, Vive Dios, amigo Sancho!!.


Saja ahora mismo es una explosión de verdes , Saja siempre es una pasada la verdad, vayas en la época que vayas, pero este viernes había una luz muy especial que hacia que el bosque presentara ese halo mágico que pocas veces encontramos.
Además, para lo poco que ha llovido este año, esta verde a rabiar, verde de todos los colores verdes que os podáis imaginar, esto ha sido, según explicaciones de la gente de allí, gracias a las nieblas que este año han sido abundantes.

Es curioso el efecto que hace en todos nosotros ver animales, más si son salvajes, nada más comenzar la ruta y empezando a ganar altura, vimos una pareja de corzos (posiblemente 2 hembras , o hembra y cría pues no presentaban cornamenta) que se adentraban desde unos pastizales al bosque en grandes saltos.
Pintaba bien la cosa, entre el azul del cielo, el verde que nos rodeaba y el buen rollo que imperaba, la ruta estaba asegurada.

El comienzo fue un poco brusco, pista muy rápida, muy abierta que hace y parece que no pique mucho hacia arriba pero que engaña, en la cabeza , ciertos miembros Tojos con el cuchillo entre los dientes y otros del club local reinosano imprimiendo un ritmo que descoloca bastante a la cola y nos hace sudar la gota gorda, la verdad es que atrás, entre soplidos y resoplidos, entre crujir y chirriar de dientes y canillas fuimos subiendo como pudimos , y hasta el primer reagrupamiento, allá por el cruce de pista que baja a Barcena Mayor, no nos encontramos a gusto con el ritmo, nos llevaron muy fuera de punto.

Arriba en el cruce (Alto de la Cruz) , reagrupamiento, detras a lo lejos se vislumbran 3 bikers más que subían hacia nosotros, serán nuestros¿?, decidimos esperarles, al final resulta que eran tres chavales que habíamos visto antes por Fontibre y que se iban de comida a Barcena Mayor , da gusto la juventud así, verdad? Para que luego digan, no todo es botellón y chorradas varias…
Bueno, nosotros seguimos camino, esta vez toca bajar un poco por una pista que nos va a dejar en la carretera de subida al puerto de Palombera, esta pista es conocida por nosotros, ya la hemos hecho alguna vez los miembros del club que hemos rodado por estas latitudes, una vez, recuerdo que con nieve, fue muy divertido.
La pista es preciosa, entre hayedos, acebos y demás flora autóctona nos dejamos caer en un descenso rápido que hace las delicias de todos y cada uno de nosotros, quedarán mas descensos de ese tipo en el dia, pero ese, por ser quizás el primero de la tanda es muy especial.

Una vez en el puerto, toca subir por carretera hasta el desvío a Sejos, atrás queda la vieja venta Tajahierro y la braña de Ozcaba, una vez pillado el cruce que adentra en la pista que sube a Sejos empezamos el ascenso a esos puertos y tocaría hacer el segundo reagrupamiento del día, desayuno de barritas incluido.



Arriba, el paisaje es impresionante, ganado caballar y bovino abunda, nosotros vamos serpenteando por un sendero, atravesando el puerto, hasta coger una trialera de subida, previa pérdida anterior de altura, que nos dejará en la parte alta del recorrido.

Desde allí las vistas son impresionantes, ha merecido la pena el duro ascenso, solamente por las vistas, hasta donde le ojo aguanta, una estensa masa de bosque visto desde arriba, Saja en todo su esplendor se nos muestra conquistado desde el páramo, solo nos queda bajar, bajar por una preciosa pista y adentrarnos de nuevo en aquella selva.



Que bajada Dios Mio!!!, en dos palabras, im presionante, un tajazo a cañon, entre vueltas y revueltas, kilómetros y kilómetros de sendero-pista precioso, que en otras circunstancias , yo , personalmente hubiese degustado más despacito, para no perderme detalle en absoluto, pero si hay algun cliché predeterminado en la mente de todo biker, de cómo tiene o deberia ser una internada en el bosque, ese sendero o pista es la foto que se viene a la cabeza.

Trozos de pista ancha se alternan con single traks dibujados entre musgosas piedras y raices, a la derecha el talúd del bosque se extiende hacia arriba, en interminable caos de árboles y hojas, a tu izquierda , el talud continua hacia abajo, extendiéndose hacia donde abarca tu vista , entre ramas retorcidas de hayas cuajadas de verde y jirones de líquenes y muérdagos que cuelgan de ellas.

Viejo bosque del Saja, que no habrá visto pasar en miles de años, para que ahora veintitantos piraos con maquinas extrañas salten entre sus piedras pegando alaridos y disfrutando como enanos!!!!

La bajada es larga, te hace disfrutar a tope, pero llegas abajo y quieres más, pena de no poder repetirla!!!
Una vez abajo , toca callejear por parcelarias y pistas que conectan diferentes pueblos para volver sanos y salvos al punto de partida, Fontibre, donde nos aguardaban para comer.

En este último tramo, la peña se picó al verde, y rodamos a buena velocidad, más de lo que las fuerzas aconsejaban, además, los colegas de Reinosa nos habían preparado un regalito de fin de ruta de “te cagas chaval”, una graciosa trialera de subida que a más de uno se nos atragantó sobre manera, muy justas las fuerzas, mas de uno echamos pie a tierra, no por ello sin el mérito de haberlo intentado.


Por fin llegamos al aparcamiento, nos esperaba un aseo en el rio (en pelotas, como mayormente viene siendo) y una comida en el restaurante del Nacimiento.

El bañito en el rio se las trajo, el agua estaba fria de coj… y a última hora como que no sentíamos ni los tobillos de la rasca con la que fluia el agua, en fin que nos aseamos, unos mas rápido que otros, nos pusimos guapos y pal papeo, que ya era hora.

Gracias a los colegas de Reinosa, salió todo de cine, comida y chupitos incluidos, os debemos una rutita por aquí, hay que organizar algo y os venís.
Da gusto salir con gente como vosotros, pendientes de todo y organizadores, en serio, gracias.

Y gracias tambien a nuestro compañero Juan , el del Hiper, ya sabéis, que fué el promotor de que esta ruta cuajase y de ponernos en contacto con los de Reinosa, la verdad es que el chaval tiene que sacar y sacó pecho, buena tierra, gente maja, y la ruta acojonante.

Y gracias a todos , nosotros y vosotros , por juntarnos y hacer algo así, y que todo salga sin percances, hay que repetir, seguro que lo haremos, hasta la próxima, nos vemos!!!.

Un saludo , compañeros.


Si quieres ver la fotos que sacamos de esta salida pulsa AQUI.

Puedes echar un vistazo a las Ortofotos y al perfil de la ruta si pinchas
AQUI.

1 comentario:

Panda dijo...

Hi, Electronic Argentinian Experimental Music:


.[Entrega 11 -Soy Hermoso Droguese y Aprecie Babe].mp3




http://www.purevolume.com/squashisnotacrime12impulsosentrega1
Kindest Regards